EX-HACIENDA DE CHAUTLA. UN LUGAR MÁGICO

A tan solo una hora y media de la Ciudad de México, se encuentra la Ex-Hacienda de Chautla, mejor conocida como Castillo de Gillow, pero ¿cuál es su historia?

Aunque actualmente la Ex Hacienda de Chautla es conocida como un atractivo turístico, este complejo tiene una historia que reúne a la arquitectura, la naturaleza y el misterio. Ubicada en el estado de Puebla, esta edificación forma parte del patrimonio del propio estado.

A continuación, te contamos algunos datos que seguramente no conocías de este lugar.

¿QUIÉN CONSTRUYÓ LA EX-HACIENDA DE CHAUTLA?

La historia de la Ex-Hacienda de Chautla se remonta al siglo XXVIII cuando el virrey Carlos III otorgó un extenso terreno con una edificación y espacios para cultivar, conocido como “Selva Nevada” a Manuel Rodríguez de Pinillos en 1777.

La hacienda fue heredada a la Marquesa Soledad Gutiérrez de Rivero Martínez y Pinillos, nieta de Rodríguez de Pinillos, la cual contrajo matrimonio con el inglés Tomás Gillow. Sin embargo, ella murió al poco tiempo y Gillow contrajo matrimonio con su propia hijastra, Mara Zalzava y Gutiérrez, quien heredó la hacienda.

Fue Eulogio Gregorio Gillow, hijo de Mara y Tomás (quien llegó a ser arzobispo de Oaxaca) , que se encargó de renovar la hacienda. Inicialmente fue pensada como un pequeño Palacio de Versalles y ordenó colocar instalaciones eléctricas, construir jardines así como un lago artificial.

Posteriormente durante la Revolución Mexicana la hacienda fue expropiada y no fue hasta que el presidente Álvaro Obregón que la propiedad regresó a manos de Gillow pero fue devuelta con una extensión considerablemente menor. Años más tarde, el sobrino de Gillow vendió la propiedad a la Secretaría de la Defensa y el gobierno de Puebla la adquirió posteriormente para convertirla en un complejo turístico.

Recientemente fue restaurada y forma parte de la cadena de Hoteles Misión. Además, se encuentra abierta al público para visitas guiadas, paseos en lancha o incluso para pescar y acampar.

Sin duda, el mayor atractivo de la Ex-Hacienda de Chautla es el pequeño castillo del siglo XIX en medio del lago artificial. La edificación se compone de tabiques rojos, similar a un palacete inglés, rodeado de cuatro torres con aplicaciones en color blanco. Gracias a su estética, ha sido el escenario de películas, telenovelas y series.

Pero eso no es todo: la propiedad cuenta con jardines de estilo inglés, senderos boscosos, una capilla, así como un museo y una cocina de talavera poblana en sus más de 60 hectáreas. Aquí, los turistas pueden tomar visitas guiadas en estos espacios para conocer la historia del lugar.

DATOS ADICIONALES:

El 29 de Agosto de 1914 el territorio de la hacienda de San Antonio Chautla es expropiado y se procede a la repartición de 6000 hectáreas: la hacienda, el castillo y la capilla son desvalijadas.

En 1922, el Presidente Álvaro Obregón le devuelve solo 150 Has. a Monseñor Gillow, quién muere el 15 de Julio de 1922 en Putla, Oaxaca a los 82 años. La hacienda la hereda su Sobrino Ignacio Kasuski que la vende a la Secretaría de la Defensa.

En 1938 la adquiere la familia Merino Fernández y construyen la FUENTE DE LAS TRES TERESAS y la COCINA DE TALAVERA POBLANA.

En 1968 la hacienda es comprada por Don Luis Ocejo Mirón, quien la mantiene como casa de descanso.

¿DÓNDE SE ENCUENTRA?

La Ex-Hacienda de Chautla se encuentra ubicada en el poblado de San Lucas El Grande en el kilómetro 72 de la carretera federal a Puebla. Se pueden realizar actividades recreativas como visitas guiadas, caminatas, paseo a caballo o en lancha, así como pesca y camping.

Por Michelle Mendoza

Lugares para visitar en Puebla: La guia definitiva

Más de 300 lugares que debes conocer

Ver guia

Deja una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.