LA CHINA POBLANA

El traje típico nacional mexicano para nuestras queridas y hermosas mujeres es el traje de la China Poblana por excelencia.

Conformándose como parte esencial de la cultura en Puebla y el país, detrás de este asombroso personaje existe folclor, mito y un largo viaje en el que hoy nos adentraremos. Y aunque la historia no es muy precisa en algunos detalles, con la información que se tenemos, podemos recrear la vida de esta importante mujer.

 

 

Su lugar de origen es un misterio, se cuenta que “Mirra” fue una princesa hija de un importante rey allá en Mongolia, otros dicen que provenía del norte de la India. Tras una batalla fue capturada, recibió el bautismo en la India, donde se le conocería desde ese momento con el nombre de: Catarina de San Juan y finalmente es comercializada de traficante en traficante hasta su llegada en la Nao de Manila al puerto de Acapulco, donde es vendida como esclava y trasladada a la ciudad de Puebla, donde viviría el resto de su vida.

 

Coloquialmente en la colonia novohispana se le decía “Chino/china” a aquellos quienes provenían de tierras asiáticas, como también está la versión, para quienes contraían matrimonio con alguien que presentaba rasgos étnicos de ese continente.

Sirviendo a la familia de Don Miguel de Sosa (un importante capitán de la época) y de su esposa Margarita de Chavez, Catarina pudo observar la diferencia de vestimenta entre las damas de diferentes esferas de la ciudad, por lo que decidió para crear la suya propia entre mezcla de vestimentas, haciendo una totalmente distinta e innovadora para la época. Creando una tendencia de moda entre las mujeres por sus hermosos y originales vestidos, haciendo que de a poco las mujeres de Puebla fueran imitando la vestimenta de Catarina.

Esta moda trascendió por todo el país, a tal punto que poco a poco se fue transformando en el vestido más representativo de la nación hasta la actualidad, alcanzando ser un símbolo de nuestro mestizaje y que realmente no importa de dónde provengamos, lo importante es sentirnos orgullosos de las características que nos identifican como individuos, así como de nuestro orgullo y amor por lo que se encuentra en  nuestra tierra, México.

 

La característica principal del vestido de China Poblana son los bordados con chaquira y lentejuela en las coloridas faldas los cuales dan diseños representando desde iconos prehispánicos, guerreros, escenas de jarabe tapatío, flores o el escudo nacional, los colores principales son los colores de nuestra bandera nacional, es decir: el verde, el blanco y el rojo.

Tras la muerte de sus amos a Catarina de San Juan se le concede la libertad, casándose con uno de los demás sirvientes de ascendencia china llamado Domingo Suarez, quien estaba profundamente enamorado de Catarina. Sin embargo, jamás consumaron el matrimonio pues Catarina decidió mantenerse en celibato. Al enviudar decidió dedicarse a la religión hasta su muerte, tomando el hábito religioso y reemplazando así sus característicos vestidos. Se decía, que la población la quería mucho ya que trataba a los indígenas y los curaba con hiervas medicinales, también que tenía la facultad de hacer milagros y de con Cristo, los ángeles y los santos. Actualmente sus restos permanecen en el Templo de la Compañía de Jesús.

 

Tan importante es Catarina para la ciudad de Puebla que en su homenaje fue erguida una fuente monumental, hecha por el arquitecto y muralista poblano Jesús Corro Ferrer, en dirección de la diagonal Defensores de la Republica y el Boulevard Héroes del 5 de Mayo y el Boulevard Norte.

Ahora ya conoces más acerca de la China Poblana, de Mirra, de Catarina de San Juan, es así como Puebla te está esperando para descubrir en persona más secretos sobre ella. ¡Sean todos bienvenidos!

Por: Francisco De la Rosa S.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *